remate peru


Registrarse  Ingresar   

     Busqueda Avanzada    
 

Regrese a la pagina principal - Remate Peru

Item Listado en: Video Juegos > Game Cube - Peru.

STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)

Descripción del artículo   Ofertar por este item    
Ver imagen más grande
Tipo de artículo:USADO
Precio de venta: 25 Dólares
Cantidad:1
Cantidad de Visitas:6465
Tiempo restante: Remate Cerrado
Lugar:callao
Provincia:Lima
Inicio:29-Jun-2013 00:46:17
Final:27-Jul-2013 00:46:16
Acompañar remate
Status del remate:Cerrado

por 25 Dólares
Remate CERRADO
will03 (0)
Registrado desde June 2005 en Lima
Puntaje del Vendedor
Hacer una pregunta
Otros items del vendedor
Enviar remate a un amigo
Rematazo.com Peru.

DESCRIPCION DE STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)

JUEGO STARFOX ADVENTURES : DINOSAUR PLANET¡¡¡¡¡¡DISCO USADO CON ESTUCHE Y MANUAL EN PERFECTO ESTADO PARA GAMECUBE

 ENVIO A DOMICILIO : $ 3 ADICIONALES 

 

 

 

Un planeta en peligro, un equipo dispuesto a ayudarte y una aventura en ciernes esperándote. ¿Puedes pedir algo más? StarFox Adventures llega con mucha fuerza a GameCube tras reconvertirse desde N64 y múltiples retrasos. Comprueba si la espera ha merecido la pena.

Ya está aquí, por fin, el primer y último juego de Rare para GameCube. El nacimiento y el ocaso de la desarrolladora británica en la consola de Nintendo ha sido un “visto y no visto”, pero lo que cuenta de verdad es que Star Fox Adventures ha aterrizado esta semana en las tiendas de nuestro país, y viene dispuesto, por lo menos, ha convertirse en una de las pocas aventuras decentes que existen en la actualidad para nuestra consola.

El juego de Rare llevaba desarrollándose desde hace ya unos cuantos años. Pensado en un primer momento para Nintendo 64, fue presentado al público por primera vez en el fabuloso E3 del año 2000. Con un aspecto algo tempranero, Dinosaur Planet, su nombre provisional por aquel entonces, ya despuntaba buenas maneras embutido en un monstruoso cartucho de 512 megabits. Nos situaba en la piel de un zorro, Sabre, en su particular lucha para liberar el planeta del yugo de un malvado cacique. Para ello contaría con la ayuda de Krystal y de algunos dinosaurios como el propio Tricky, príncipe, aunque parezca mentira, de la tribu de los Earthwalk.

¡Una llamada de socorro!
La aventura comienza cuando Krystal capta una llamada de socorro desde un lejano planeta en el sistema Lylat. Dinosaur Planet parece estar en serios problemas. El malvado General Scales trata de tiranizar a las pacíficas tribus indígenas, mientras que el propio planeta se desmiembra poco a poco, con enormes trozos de roca, literalmente, orbitando alrededor del astro. Al momento nos enteramos que todo este embrollo se debe al robo de las piedras mágicas que guardan el equilibrio del planeta. Fox, y su equipo, algo ociosos y esperando algún encarguito que les reporte suficiente pasta como para mantener su nave y continuar en el “negocio”, reciben la providencial llamada del General Pepper. Por fin algo de acción...

De esta manera comienza la rocambolesca aventura que le espera a Fox en la superficie del planeta. Contando únicamente con una especie de bastón mágico como arma ofensiva tendremos que abrirnos paso a través de múltiples peligros y enemigos. No todo serán dificultades por supuesto, también tendremos personajes amigos que nos echarán una mano o nos pedirán ayuda, podremos comprar en la tienda y el pequeño Tricky se pondrá a nuestra entera disposición, aprovechando sus habilidades tales como escupir fuego o buscar tesoros escondidos en el suelo. Tampoco todo se basará en buscar y hablar con personajes, también seremos premiados con niveles de acción tales como algunas persecuciones, o las conocidas batallas a bordo del Arwing cuando decidamos viajar de un lado a otro. De esta forma transcurrirá el juego, a lo largo de unas 20 horas (20:05 con un 94% del total en mi caso) hasta que alcancemos el sorprendente final. No lo dejéis escapar.

Tricky no ha cambiado mucho en su paso desde la consola de 64 bits. Sigue teniendo más o menos la misma pinta mientras que entre Sabre y Fox hay diferencias más que notables.

Graficos:
Impresionantes a todas luces. El mejor calificativo sin duda para tratar de categorizar el excelente trabajo que ha realizado Rare en este aspecto. Tanto artísticamente como en la parte técnica, los gráficos en Star Fox Adventure son grandiosos, de lo mejor que habrás visto en consola alguna hasta el momento, y probablemente lo mejor en GameCube hasta la llegada de otros “pesos pesados”. A unos continuos frames por segundo, con levísimas caídas, y en ningún caso preocupantes, la suavidad del juego es extrema. Una delicia poder deambular por escenarios tan trabajados a 50/60 frames.

Comenzando por el cacareado efecto de “fur shading”, o el pelaje con el que se recubre a algunos de los personajes de Dinosaur Planet. No es algo nuevo, pero si es novedosa su implantación tan generalizada y efectiva en un videojuego. De siempre el aspecto del pelo ha sido uno de los temas más interesantes en las reuniones de los creadores de imágenes infográficas. Costosos plug-ins y cálculos matemáticos eran necesarios para otorgar a aquel grandioso “Godzilla” lanudo que tanta admiración despertó en los Art Futura, Siggraph, etc. Rare no se ha querido quedar atrás, y aunque ni mucho menos el pelaje en Star Fox Adventures es comparable al de las más exquisitas creaciones sintéticas, si que es cierto que su implementación en este título es más que sobresaliente. Sobre todo en los primeros planos, en las escenas cinemáticas, podréis admirar como los pelos de Fox del rostro se bambolean al son del movimiento de su cabeza mientras habla o la gira para mirar hacia otro lado. Sus brazos, piernas, y cola también están recubiertas de pelo, pero es algo más tosco y rudimentario, donde de verdad el jugador puede quedarse fascinado es al admirar el vello que recubre la cara. Genial.

Otros personajes en el universo de Dinosaur Planet también han sido aderezados con este fantástico efecto. Desde los mamuts lanudos, hasta Krystal,, uno de los mejores modelados del juego junto a Fox. Incluso algunos parajes del escenario, tales como el suelo del pequeño valle de los ThornTail, o algunos recovecos simplemente magistrales de los pasillos vegetales que llevan hasta la ciudad de los LightFoot y el Cabo Claw.

El modelado de los personajes también raya a buen nivel. Destacando sobre todo los verdaderos protagonistas, Fox, Krystal, Scales y Tricky, lo cierto es que es una maravilla contemplar como se revuelven los grandes triceratops, simulando el movimiento interior de los músculos, o el ligero bamboleo del cuello de una especie de diplodocus entre otros. El bueno de Turok podría haber aprendido algo de todo esto la verdad... No podemos olvidar los movimientos faciales por otro lado, desarrollo inmediato de lo que ya pudimos ver en el excelente Conker para Nintendo 64. Nuevamente es Fox y Krystal quienes destacan, sobre todo en el caso del primero, y si bien la mayoría de los dinosaurios presentan unas animaciones en sus gestos al hablar algo parcas, el caso de nuestro protagonista es realmente prodigioso. Todo tipo de expresiones iluminarán el careto de Fox, desde la admiración hasta la incredulidad, desde la incertidumbre hasta la sorna, y todas y cada una de estas expresiones está excelentemente realizadas, llegando al punto que en ocasiones Rare se vale de un “simple” gesto de Fox para terminar una conversación muda. Impresionantes de verdad.

Muchos de los escenarios se han reutilizado. Por ejemplo este paso entre árboles que os llevará hasta el Cabo Claw.

Los escenarios son enormes, amplios, detallados y muy variados, todo un alarde de imaginación y buen hacer. Cuando llegues a Dragon Rock no creerás la extensión que se abre a tus ojos, o tu primer contacto con la fabulosa ciudad vallada será imponente. Además visitaremos lugares tan dispares como playas paradisíacas, volcanes al rojo vivo, montañas heladas o preciosos palacios en las alturas. Un festival continuo de buen hacer y diseño.

Los efectos gráficos complementan perfectamente el exquisito trabajo de la desarrolladora británica, sobre todo el paso del tiempo y del día a la noche. Quizás se abuse de él, pero es una auténtica gozada contemplar como anochece mientras puede verse en el horizonte la ligera inclinación del sol desapareciendo, mientras surge la luna a tus espaldas y cambian las tonalidades del cielo y el entorno que te rodea suavemente. Sin duda un espectáculo bastante bello y muy buen realizado. Además contaremos asimismo con diversos efectos metereológicos que interactúan de alguna manera con estos cambios de día. Podremos distinguir una densa niebla que lo cubre todo, una neblina mañanera que se va disipando poco a poco, nubarrones amenazantes, lluvia en abundancia, o incluso un cielo totalmente encapotado  y oscuro que se ve iluminado cada cierto tiempo por repentinos rayos. Sin ninguna duda este es uno de las mejores atmósferas en un videojuego a las que hemos podido acceder. Casi perfecto.

Y decimos casi porque hemos tenido tiempo para hacer de todo en Dinosaur Planet y también para darnos cuenta de algunos trucos que ha empleado Rare a la hora de mantener un framerate tan alto. En ocasiones podremos discernir algo de pop-up, pero no de elementos del escenario enormes, tales como la formación de una montaña o de un edificio, sino que será de por ejemplo una caja en la lejanía, o la nave de Fox al final del escenario, o en, pocas, muy pocas ocasiones, algún enemigo al otro lado del nivel. El “fur” de algunas zonas también se formará tres metros delante de nosotros, de forma paulatina, sin apariciones bruscas, pero ahí queda. Son detalles minúsculos en comparación con el resto de detalles y aspectos que pululan en este ficticio mundo, así que tampoco merece mucho la pena tenerlos en cuenta.

Musica:
No podía ser menos y afortunadamente Rare ha continuado con la buena línea que mantenía en todos sus títulos anteriores. La banda sonora de Star Fox Adventures no pasará a la historia, ni es de esas que se recuerdan para siempre, pero cumple a la perfección con su cometido de acompañarnos en nuestra aventura. Es totalmente interactiva con respecto a las situaciones a las que nos enfrentemos y bastante variada, sin llegar a aburrir. Hay ciertos momentos excepcionales, sobre todo en el Palacio Krazoa, una auténtica delicia con esas voces a coro, y hay otras que pasarán algo más desapercibidas como en la propia Dragon Rock.

Lo mejor de todo sin duda es que se adapta perfectamente a cada uno de los escenarios que visitamos, se funde a la perfección entre el paso del día a la noche (donde la música es substituida por generosos ruidos ambientales) y cambia como lo hacia Zelda al enfrentarnos con los enemigos, y el acertado uso de la tecnología Dolby Pro Logic II para los afortunados poseedores de un receptor que lo soporte.

Quizás algo más orquestal en ocasiones no hubiera venido mal, o una mayor calidad en los samples utilizados no revelarían que las composiciones provienen de la versión que se estuvo preparando para Nintendo 64. En todo caso un gran trabajo.

Aunque no sean exactamente la misma situación, en estas capturas puede verse la excelente factura técnica de la que hace y hacía gala el juego de Rare.

Sonido FX:
Al igual que la música los efectos sonoros han sido tratados con atención y con mimo, y salvo algunos detalles a los que haremos alusión al final el resto aguanta el tipo perfectamente en comparación con los gráficos.
En primer lugar es de recibo apuntar a las voces digitalizadas, bastante abundantes y bien dobladas al inglés y en ocasiones perfectamente sincronizadas con el movimiento facial, sobre todo, de nuevo, en el caso de Fox. Sin embargo no deja de ser extraño que algunas conversaciones, la mayoría, estén dobladas, y otras frases menores en el juego, que no son muchas por cierto, no lo están y se reduzcan únicamente a los subtítulos en la parte inferior de la pantalla. ¿Dejadez? ¿Falta de espacio? ¿Prisas? Sólo Rare lo sabe pero el resultado es algo extraño acostumbrados a escuchar todos los diálogos para de repente encontrarnos una frase sin doblar al conversar con aquel dinosaurio apartado.

En cuanto al resto de efectos no nos podemos quejar. Sonidos para las armas diferentes y contundentes, sonidos ambiente geniales, sobre todo cuando se pierde la música en la lejanía de la noche y podemos percibir cristalinamente el trino de los pájaros, el murmullo del mar o los ruiditos de los grillos y el viento ulular a nuestra espalda. Todo esto además se verá potenciado al máximo gracias al DPLII, al que hacíamos alusión con anterioridad. Una buena separación de los canales (los graves podrían haber sido más potentes sin embargo), y limpieza en los sonidos terminan por redondear el resultado final.

El control es muy semejante al que disfrutamos en la obra de Miyamoto y Nintendo en la 64 bits. Ya te hicimos un buen repaso en nuestras primeras impresiones, así que no nos extenderemos en ellos, y baste con decir que responden maravillosamente bien, son muy intuitivos, y tanto en las secciones de a pie como en el vuelo no tendrás problemas con la respuesta del pad.

Pasando a lo que realmente nos importa, el desarrollo de la historia, es en lo que se han cebado determinadas críticas. Para terminar de una vez con atrevidos prejuicios baste decir que SFA no se basa en recolectar un número determinado de items hasta la saciedad y terminando con la paciencia del sufrido jugador, tal y como se le achacaba a los últimos juegos de Rare en Nintendo 64. En cualquier aventura que se precie hay que recoger objetos, utilizarlos y buscarlos, pero también resolver puzzles, saber hacia donde dirigirte, entregar un item a un personaje determinado, etc. Todo esto lo encontrarás en el título de Rare. Los elementos a recoger son objetos necesarios. Setas para alimentar a Tricky, cápsulas de combustible para poder viajar de un lado a otro en tu Arwing, maravillosas luciérnagas para ver en la oscuridad, esporas explosivas , semillas de plantas trepadoras y la tan necesaria moneda en el mundo de Dinosaur Planet, los escarabajos. Jamás te verás en la encrucijada de no tener alguno de estos objetos para poder continuar la aventura, y en cualquier caso siempre podrás comprarlos en la tienda del valle de los ThornTail. Sin problemas.

La búsqueda real del juego se basa en encontrar las 4 piedras mágicas que se encuentran diseminadas en los trozos despegados del planeta, y reunir los 6 espíritus Krazoa que han sido escondidos por los propios habitantes del planeta para evitar que el malvado General Scales se haga con ellos. Para obtenerlos tendrás que llevar a Fox a través de intrincados mundos a modo de mazmorras, pasar determinadas pruebas (algunas muy divertidas y otras más sosas, ya lo comprobarás por ti mismo), y enfrentarte a enormes monstruos... Deberéis hablar con los habitantes de Dinosaur Planet, encontrar el camino correcto, abrir secretos gracias a los pozos de los deseos y entretenerte en las fases de vuelo con el Arwing.

 

 

 

 


STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)
Este item ha sido visto 6465 veces

PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)

No hay preguntas sobre este item
Hacer una pregunta

  TIPO DE PAGO
Depósito en Interbank
Pago contra entrega
  ENTREGA
  • El comprador paga por los gastos de entrega
  • El vendedor envía a provincias
  • OFERTAR POR STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)


    Para participar en el remate de "STARFOX ADVENTURES: DINOSAUR PLANET (DEJA TU JUEGO EN PAGO)" debe registrarse en nuestro site, si usted ya es un usuario registrado, simplemente ingrese a nuestro site (con su usuario y password) en el formulario que presentamos en la siguiente sección de este remate.

    Rematazo.com: Peruanos y peruanas que trabajan para servirte mejor.


    INGRESE AL AREA DE USUARIOS
    Usuario (o e-mail)
    Password
    No está registrado? Registrese ahora!
     
       Copyright ©2004-2008 Rematazo.com - Peru - InicioVenderRegístreseIngresardmcaAyuda
    Los precios justos y cero comisiones! (el mejor precio)
    Nedstat Basic - Web site estadísticas gratuito El contador para sitios web particulares